Fuentes Feng Shui

Cuando vamos a dedicarnos a la decoración de nuestro hogar, no podemos llegar a olvidarnos de un gran elemento. Aquí nos estamos refiriendo a las fuentes de agua de todofuentesdeagua.com. Estas son prácticamente imprescindibles, pues, además de contribuir con la estética del hogar, también contribuyen a la buena energía, atrayendo la prosperidad.

Estas fuentes de agua son las que muchos llaman fuentes zen, aunque en realidad su nombre correcto es fuentes de Feng Shui y son de suma importancia en esta filosofía.  La cual busca el mejoramiento de nuestra calidad de vida ordenando el entorno de una manera que equilibremos las energías y obtengamos la energía conocida con el nombre Chi.  Y dejemos a un lado las energías negativas.

Uno de los elementos más importantes de esta filosofía es el agua. Pues esta ayuda a crear la vida, acumula la energía y nos ayuda a redirigirla. Una de las mejores formas de poder aplicarlo en nuestras casas es a través de las fuentes de agua.

Es así como, esto es tan importante, hoy te brindaremos toda la información que necesitas saber sobre las fuentes de Feng Shui. Para que puedas disfrutar de sus beneficios en tu hogar.

El Feng Shui y el agua

Como dijimos al comenzar, en el Feng Shui, el agua es el elemento que, al estar en movimiento constante, logra concentrar y activar la energía o Chi. Esto de una manera que podamos lograr beneficiarnos de ella, por lo que la ausencia o estancamiento total de esta, solo significa que no podemos llegar a obtener esta energía de nuestro entorno de una manera correcta.

La energía del agua, sinónimo de vida, es utilizada para la obtención de la riqueza, la prosperidad y la abundancia, así como para lograr la armonía y equilibrio de los espacios. Aun cuando existen muchas maneras de atraer la energía positiva del agua al fluir, la mejor manera de lograrlo en nuestro hogar, sobre todo en su interior, es a través de las fuentes de Feng Shui. Que además de emitir un sonido muy relajante, ayudan a la oxigenación de las estancias aportando una gran tranquilidad a los ambientes.

Las fuentes de Feng Shui vienen en diversas formas, tamaños y materiales y sus usos son muchos. Las hay para interiores y para exteriores, independientes, montadas en paredes y sobremesa, entre otras. Para que una fuente sea usada como una cura de Feng Shui, no hay necesidad de que se vea oriental.

De acuerdo a lo expresado por los expertos, las fuentes de Feng Shui son fundamentales en cualquier hogar. Estas además de ser decorativas, tienden a remover las energías atrayendo siempre la prosperidad a la casa. De hecho, los estudios del Feng Shui, corroboran que el agua es representativa del dinero y el movimiento de la fuente tiene el poder de aumentar la proporción de la abundancia.

Sin embargo, no se debe ser arbitrario al momento de buscarle una ubicación a tu fuente de Feng Shui. Nunca escojas la cocina o dormitorio para ubicarla. De hecho, los expertos afirman que para ubicarlas se requiere el estudio de la fecha de nacimiento del dueño de la casa. Es de esta forma que podrás lograr que tu fuente de Feng Shui funcione correctamente.

La mayoría de las veces cuando nos ponemos a pensar cómo podemos decorar nuestro hogar, solamente pensamos en los colores a usar, los muebles que más convienen y los elementos decorativos que usaremos, entre otros.

Y en realidad son muchos los elementos en que debemos pensar. Pero es precisamente en ese momento en que no debemos olvidarnos de algo muy importante. Aquí nos referimos a las fuentes de Feng Shui.  Sabemos que estas fuentes se han convertido en algo casi imprescindible en los hogares, puesto que no solamente contribuyen con la estética, sino además con la buena energía.

De acuerdo al Feng Shui las fuentes de agua son de gran ayuda al equilibrio de las cargas iónicas del aire, las cuales influyen en los estados de ánimo. De hecho, estas son un elemento muy importante para atraer la armonía y la prosperidad, aparte que crean la sensación de que el ambiente se encuentra más fresco y el aire está mucho más limpio. Estas vienen siendo razones suficientes para que las fuentes de Feng Shui no falten en nuestros hogares.

Cabe destacar, que el agua, uno de los cinco elementos que tienden a regir la vida en la cultura china y en especial para el Feng Shui (cuyo significado es “del viento y del agua”), es la que permite se alcance el equilibrio. Es así como, mientras el viento hace que la energía (Chi) pueda fluir, el agua se encarga de retenerla.

Y si la fuente de Feng Shui permite el constante movimiento y la circulación del agua, los beneficios serán mucho mayores. Esto debido a que ello representa un simbolismo que puede traducirse en la circulación de la energía y la fluidez de la prosperidad. Es bueno hacer hincapié, en que el agua de la fuente siempre debe estar limpia y cristalina, ya que podría traer como consecuencia efectos adversos.

¿Dónde debe colocarse la fuente de Feng Shui?

El sitio donde pondremos nuestra fuente de Feng Shui es de suma importancia, debiendo ser su orientación hacia el este. Esto debido a que este, para los orientales, es el punto cardinal que representa el elemento madera. Así de esta forma, nos encontraríamos ofreciendo agua a la madera, lo cual permite un crecimiento y consecuentemente la prosperidad.

En la casa existen sitios idóneos para ubicar las fuentes de Feng Shui, así como también, los hay que deben ser evitados. Para poder en la casa en qué área es mejor ubicar una fuente Feng Shui, lo que más se recomienda es el uso de un Mapa Bagua del Feng Shui y observar cuál de las estancias son los mejores sitios para poner tu fuente. Generalmente, recae más en las zonas relacionadas con la Salud y Familia, Riqueza y Prosperidad y Carrera Profesional. Así estos son los lugares del hogar:

Fuente de Feng Shui en interiores

Los mejores sitios del interior de la casa, para situar una fuente de acuerdo el Feng Shui, son el salón o sala de estar, entrada de la casa (recibidor o hall) y el lugar de trabajo o despacho.  Claro está, siempre deben ser colocadas lo más lejos posible de artefactos eléctricos y sobre mubles que sean de poco valor.

Esto se recomienda, ya que de alguna forma siempre llegará a salpicar, aunque sea un poco. Es de mucha importancia su colación en estas partes de la casa, porque es en ellas donde hacemos más vida durante el día y podremos aprovechar mucho mejor su flujo energético.

Otro detalle importante para aprovechar el Chi que llegan a proporcionar las fuentes de Feng Shui, es siempre colocarla mirando hacia el interior de la sala. Esto para así retener la energía positiva dentro del hogar. De hecho, nunca deberás ponerla frente a una ventana miranda al exterior, ya que la energía saldrá fuera de la casa siguiendo este flujo.

Fuente de Feng Shui en exteriores

Si quieres colocar una fuente Feng Shui en el exterior, sea esto en el balcón, jardín terraza o patio, por tratarse de un espacio totalmente abierto, la ubicación no tiene mucha importancia. No importa donde sea que la ubiques siempre activará y hará que circule la energía Chi por todo el espacio.

Es así como, lo mejor que puedes hacer es colocarlas teniendo en consideración la distribución de los demás elementos, es decir, las plantas, mesas o sillas.

Cabe señalar, que se hace necesario que las fuentes de Feng Shui, sin que importe si están dentro o fuera de la casa, siempre se encuentren funcionando para que el agua pueda fluir y de esta forma evitar que se quede estancada.

Lugares donde no debe colocarse una fuente Feng Shui

Como dijimos anteriormente, así como hay lugares idóneos para colocar una fuente Feng Shui, también los hay donde no deben ser colocadas. Estos sitios que resultan ser negativos para su colocación, son: los dormitorios, la cocina y el baño.

Esto se debe a que en los dormitorios es donde necesitamos descansar de una forma correcta y el sonido del agua e inclusive del motor pueden llegar a impedir ese descanso que necesitamos. En lo que respecta a la cocina y el baño, estas son áreas que no forman parte del Mapa Bagua, por lo que no es conveniente poner agua en movimiento en ellas.

¿Cómo elegir una fuente Feng Shui?

Tener una fuente Feng Shui puede ser muy beneficioso si sabemos cómo usarla de forma correcta. Si has tomado la decisión de tener una en tu hogar, debes tener claras algunas cosas antes de adquirirla e instalarla. Es así como, para escoger e instalar una fuente de Feng Shui conviene saber lo siguiente:

  • Si el sonido emitido por el agua es moderado y te relaja, la fuente elegida es una buena opción. Pero si por el contrario, este nos molesta, lo mejor es olvidarnos de ella, pues acabarás estresado y es totalmente contrario a lo que busca la filosofía Feng Shui.
  • La fuente Feng Shui que escojas debe gustarte, por lo que no hay que agarrar la primera que vea para que funcione. Es de mucha importancia, que te fijes en su forma, la cantidad de chorros, las piedras, y, en fin, en toda su composición. Toda ella debe parecerte armoniosa y que logres relajarte con ella para obtener buenos resultados.
  • El ruido que produzca el motor, debe ser muy tenue y nunca debe llegar a superar el sonido del agua. Así mismo, el sonido del agua, debe ser moderado. Si es muy elevado, puede que al principio parezca agradable, pero al final terminará siendo un ruido desagradable y molesto.
  • No debe llegar a salpicar demasiado mientras está funcionando.
  • Debido a sus propiedades iónicas, las piedras que son recomendables para colocar en la fuente son las graníticas, es decir, el granito, el cuarzo y la mica.
  • El agua siempre debe caer un único sentido, así como debe estar limpia y cristalina.

Algunos consejos para que aproveches mejor tu fuente Feng Shui

A continuación, te dejamos algunos pequeños consejos para que sepas como puedes aprovechar mejor la energía de tu fuente de Feng Shui:

  • Las piedras: como ya mencionamos, las mejores opciones son las piedras iónicas, como lo son la mica, el granito y el cuarzo. Es conveniente ponerlas en el sitio donde cae el agua, pero de igual forma, las puedes colocar alrededor de tu fuente.
  • Figuras de Buda y dragones: al colocar estos dos elementos al lado de un elemento de agua, logras potenciar la energía que atrae la suerte de la prosperidad y la riqueza.
  • El sonido: no debes olvidar regular la potencia de la caída del agua, o su cantidad para así regular el sonido y lograr conseguir uno que llegue a resultarte agradable.

Fuentes relacionadas